I TRAVESÍA ALTO DUERO – SORIA

I TRAVESÍA ALTO DUERO – SORIA

Prueba perteneciente a la II edición del circuito de carreras de montaña de Soria, y que se celebro sobre un trazado de 14,6 Km con un desnivel acumulado de algo más de 1600 metros en la capital de Soria. En la prueba Cristina alcanzo la 3º plaza en la clasificación absoluta femenina.

La prueba comienza en el centro de Soria, aquí se da una salida neutralizada (salida que cuenta con la presencia de Abel Antón que participo en la prueba de marcha senderista), que recorre parte del casco histórico de Soria, en unos 800 metros se da la salida lanzada de la prueba, a partir de aquí comienza el Km 0 de la prueba, enseguida se busca cuesta abajo el río Duero, una vez alcanzado el rio se atraviesa por dos puentes, en busca del convento de san Polo, convento que se atrviesa por debajo de un arco, una vez traspasado el convento, la carrera se desvía ya por un sendero que sigue la antigua vía de tren abandonada que unía Valladolid y Soria, por aquí el trazado aún discurre por terreno más o menos llano, en el Km 3 empieza la fiesta, de repente se abandona el sendero y se sube “a saco” por un monte en busca del alto de Santa Ana, donde residen las antenas de comunicaciones que dan señal de televisión a la comarca, en un KM se salvan 280 metros de desnivel, ni que decir tiene que correr por aquí, complicado. Una vez en alto, se toma una pista que crestea entre las cumbres, enseguida se abandona la pista y se inicia una vertiginosa bajada hasta alcanzar de nuevo el lecho del Duero, durante la bajada vistas espectaculares del cañón formado por el rebosante río. Son 3 km de bajada contante con tramos técnicos y mucha, muchísima piedra suelta. Los 300 metros ganados con anterioridad se vuelven a perder. Al llegar de nuevo al río, vistas espectaculares de la ermita de San Saturio, uno de los monumentos más representativos de Soria. Una vez en el río, nos esperaban las camaras de la televisión local, unos metros de llano, poco más de 50 metros y “pa” arriba otra vez, En menos de 1 KM se salvan 300 metros de desnivel, en esta ocasión es necesario echar la mano al suelo para trepar entre las rocas y así salvar el desnivel. Una vez en el alto, vuelta al vertice geodésico, avituallamiento y casi sin tregua nueva bajada hasta el río, otros 300 metros de bajada por tramos en ocasiones técnicos. Estamos en el KM 10 cuando llegamos de nuevo al cauce del río, según llegamos, casi sin tregua, nueva subida, en 1,5 km se salvan 200 metros, quizás la subida menos dura, pero tela con la subida, una vez en lo alto una sorpresita en forma de ventisca y granizo. Una vez en el alto, nueva bajada vertiginosa hasta el río, una vez aquí uno de los puntos más espectaculares de la carrera, por un puente de hierro del antiguo ferrocarril sobrevolamos el río Duero cambiando de margen, continuamos unos metros por la vía de tren abandonada hasta alcanzar el KM 13, aquí parece que la carrera está ya hecha pero para nada, de repente, subida bestial de poco más de 600 de longitud metros hasta el parque del “Castillo”. Todo el desnivel existente entre el río Duero y la ciudad de Soria se salva en una rampa brutal que a estas alturas de la carrera pasa factura. UNa vez llegados al parque, nos esperan 600 metros de recorrido ligeramente descendente hasta el punto donde comenzó la carrera.

La carrera es dura muy dura, pero desde luego las vistas bien merece acercarse hasta aquí el próximo año para volver a disputarla. 100% recomendable, además Soria es una ciudad bastante agradable que os sorprenderá, nosotros habíamos estado aquí hace algo más de 13 años, y el cambio de la ciudad ha sido enorme.  18/05/2013

Clasificaciones