La arquitectura kamagra espana es muy compleja levitra espana en muchos aspectos priligy espana un sistema comprar propecia espana que combina comprar cenforce espana todos los ejemplos comprar clomid espana posibles de trabajo comprar lasix espana autores que dedicaron comprar orlistat espana su vida al arte comprar penisole espana y fueron reconocidos comprar sildalis espana en este caso
 

VIAJE SOLIDARIO AL DESIERTO MARROQUI

VIAJE SOLIDARIO AL DESIERTO MARROQUI

Nuestra compañera del C.D.E. Atletismo Noves Virginia Díaz-Guerra viajo estas navidades a esta zona del desierto marroquí con cierta incertidumbre por lo que se iba a encontrar allí, pero según nos cuenta en la crónica que os dejo a continuación la experiencia ha sido muy positiva.

CRONICA:
¡Todos habéis estado presentes en el desierto marroquí! Vuestra presencia ha llegado en forma de ayuda, colaboración, compromiso y humanidad. Yo únicamente he servido de puente que ha comunicado dos realidades muy distintas: la nuestra y la suya. Me resulta difícil explicar en palabras las emociones que sentí durante mi viaje, por ello que os dejo mi testimonio en algunas imágenes.  Deciros que tras un viaje de ida accidentado, que unió más al grupo, las donaciones llegaron. En un principio me abrumó la cantidad de mochilas, bolsas, maletas y cajas repletas de material escolar, ropa, medicamentos, comida, etc. Sentí hasta agobio… Sin embargo, tras llevarlo a los poblados, te das cuenta que se queda en tan poco. Me sorprendió la impotencia que sentí de no poder hacer más. Reflexionas sobre la suerte que hay que tener hasta para nacer. Los niños del desierto se acostumbran a vivir así y no aspiran a más. Son dos realidades distintas, no sé cual será mejor. Me sorprendió de estas personas su sentido de la hospitalidad, el querer compartir contigo hasta lo que no tienen, son muy agradecidas y, en especial los niños no pierden nunca la sonrisa. Al menos eso me reconfortó. Pienso que colaborar en el envío de donaciones es importante, pero más todavía es la de fomentar en estas personas que pueden salir de la situación de miseria en la que se encuentran, si con una formación y educación adecuada llegaran a gestionar sus propios recursos. Confucio escribió “dale un pescado a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá siempre”. Sin embargo, entiendo que es muy difícil realizarlo, si quien pudiera hacerlo no le interesa. Deciros que la ayuda llegó a seis colegios y dos centros de salud (por llamarlos de alguna manera).  Muchísimas gracias a todos vosotros. Esta experiencia es para repetir y recomendar. Si os animáis… Virginia.

Galeria Fotografica